La Jalea Real es una substancia de origen apícola, absolutamente natural, riquísima en nutrientes y llena de vitaminas y minerales y que presenta numerosas propiedades ventajosas para el organismo. Es de color amarillo, tiene una textura viscosa y es de sabor ácido.

Toda la información sobre la Jalea Real

La Jalea Real es elaborada por las abejas obreras y sirve de comestible a todas y cada una de las larvas. Si bien cabe una diferencia, la jalea de la que se nutren las larvas que se transformarán en reinas no lleva polen y no obstante de la que se nutren las futuras obreras sí que lleva ciertos granos.

Los efectos más sencillamente perceptibles por uno mismo es que a nivel físico, la jalea real ayuda a tener una mayor energía y sensación de vitalidad, aumenta la capacidad de trabajo muscular y combate el cansancio. Mas esto no es todo puesto que asimismo actúa como un estimulante que mejora el estado anímico y que lucha contra el agobio y el nerviosismo, la fatiga y la depresión.

La primordial ventaja es que es ayuda al organismo con un aporte energético, físico y mental lo que asimismo se traduce en beneficios para el sistema inmunológico al que ayuda a pelear posibles infecciones, y para el sistema inquieto, al que da equilibrio, luchando el agobio y los nervios, mejorando aun nuestro estado anímico.

Como todo, debe tomarse en su justa medida respetando las dosis al día recomendadas, mas siguiendo esas indicaciones seguro que el organismo comenzará a apreciar enseguida sus abundantes beneficios.

Es esencial saber que con el tiempo la Jalea Real pierde muchas de sus peculiaridades y nutrientes con lo que es esencial preservarla en las mejores condiciones y consumirla en no más de doce meses desde el momento en que se abre. La Jalea Real debe preservarse en temperaturas de cero a -cinco grados y en recipientes que impidan el paso de la luz y puede soportar sin abrirse hasta los dieciocho meses.

Si la Jalea Real es procesada puede soportar más tiempo e inclusive vas a poder preservarla a temperatura entorno. Sin embargo y si bien resulte posible, indudablemente es mejor preservarla tal y como si fuera sin procesar. A lo largo de la liofilización se suprime el agua del producto primario tras ser sometido a un proceso de secado, agregando aceites como el germen de trigo y sosteniendo la substancia a unas temperaturas inferiores a cero grados dejan que aumente la duración del producto. Esta Jalea procesada resulta más simple de preservar para el consumidor mas ha perdido por el camino muchas de las propiedades naturales que tenía en un primer instante.

Como el polen, la Jalea Real es una substancia riquísima en nutrientes y energía. La Jalea real tiene una composición de un setenta por ciento agua, un quince por ciento hidratos de carbono y un quince por ciento proteínas. Además de esto presenta lípidos, vitaminas B1 (Titamina), B2 (Riboflavina), B5 (ácido pantoténico), B6 (Piridoxina) y B8 (Biotina) y ácido fólico.

En menor presencia se hallan la vitamina liposoluble E (que tiene efectos positivos sobre el aparato cardiovascular y que por esta razón favorece el funcionamiento de los órganos sexuales) y diversas vitaminas (que presenta efectos positivos en tratamientos de intoxicaciones, dermatosis y afecciones gastrointestinales), cenizas (en una proporción del cero.8 al 1 por ciento ) y también Inositol (una vitamina que estimula el desarrollo, activa el corazón y favorece el tratamiento del metabolismo hepático). Además de esto da al organismo los minerales precisos (calcio, hierro, azufre, cobre y potasio) y es una fuente de aminoácidos. Contiene más de 15 aminoácidos entre los que se hallan los ocho esenciales.